8 mitos que te detienen para aprender francés

Nota: Este artículo fue escrito por un invitado*.

Justo antes de comenzar la travesía de aprender un nuevo idioma, nos atacan los miedos: ¿Será muy difícil? ¿Y si lo pronuncio muy mal? ¿Para qué lo voy a usar?

Aquí hemos hecho una lista de los 8 mitos más comunes que llegan a tu mente cuando estudias francés y las razones por las que NO son ciertos. 

MITO #1: El francés es muy difícil

Esto es FALSO. El francés es uno de los idiomas más sencillos de aprender, sobre todo si ya hablas español.

Al ser ambas lenguas romances (que vienen del latín), tienen muchas reglas y palabras iguales que te harán el proceso de aprendizaje más rápido y sencillo. 

De hecho, el español es MUCHÍSIMO más difícil de aprender que el francés porque tiene más palabras y más tiempos verbales.

Apenas comiences a practicar francés, verás lo sencillo que es. Como ejercicio, puedes buscar las palabras que son iguales en los dos idiomas 一o al menos, similares一.

Si estar en un salón de clases incrementa tu miedo de aprender francés puedes optar por estudiarlo de forma online. Esto te ayudará con tu miedo escénico y te sentirás más cómodo en el aprendizaje.

Puedes empezar por aprender las frases básicas del idioma y verás lo rápido que puedes avanzar.

MITO #2: ¿Para qué aprender francés si solo lo hablan en Francia? 

Esto es FALSO. Hay 29 países en el mundo que hablan francés y además, la lengua francesa se ha posicionado como una de las más importantes del mundo. Fue seleccionada por la Unión Europea como lengua diplomática y eso la hace muy comercial e internacional. 

Hay alrededor de 300 millones de francoparlantes en el planeta. Es la segunda lengua romance más hablada de todo el mundo, así que te funcionará no solamente para ir a Francia, sino para comunicarte con más de 300 millones de amigos. ¿Acaso hay algo mejor?

MITO #3: Necesito tener familia francesa para pronunciar bien

Esto es FALSO. Si bien la pronunciación francesa es una de las más delicadas, cualquiera con suficiente práctica puede lograrlo y hablar perfectamente.

El único beneficio de tener familia francesa, si hablamos de aprender el idioma, es que tendrías el oído acostumbrado a las entonaciones y eso facilita la pronunciación.

¿Cómo puedes pronunciar mejor?

Consume mucho contenido en francés. Películas, series, comerciales, canciones, todo lo que se te ocurra. Mientras más escuches el idioma, tu cerebro tratará de imitarlo y poco a poco pronunciarás mejor. 

El mejor consejo es que JAMÁS te apures ni exageres la pronunciación. Es mejor que vayas poco a poco a que hagas un intento caricaturesco de lo que crees que es el francés. 

MITO #4: Para aprender francés, TENGO que ir a Francia 

Esto es FALSO. Gracias a la versatilidad del idioma y a la popularización de la cultura francesa, puedes aprender desde cualquier rincón del mundo.

Según el Ministerio de Educación Francés, hay más de 120 millones de personas en este momento tratando de aprender francés.

Si bien puedes ir a Francia a perfeccionarlo, o incluso estudiarlo, hay millones de alternativas que te pueden ayudar a aprender desde donde estés.

Hay aplicaciones para el celular, clases online, talleres virtuales. De todo. Tienes un sinfín de opciones que NO involucran tomar un vuelo e incluso te permiten tener clases con el mejor profesor de francés.

Tu estrategia de aprendizaje dependerá únicamente de ti, pero no necesitas mudarte a un país lejano para aprender. Desde casa está más que bien. Pero con una condición: ¡Disciplina!

MITO #5: A los franceses les tienes que hablar PERFECTO y no lo lograré 

Esto es FALSO. Uno de los mitos más grandes sobre la cultura francesa es que a los nativos les molesta que no hablen bien su lengua.

Como buen país turístico, todos los franceses entienden que hay cientos de personas que visitan sus tierras con el propósito de mejorar su francés

Además, en Francia hay cientos de institutos dedicados únicamente a la enseñanza de francés, por lo que hay millones de estudiantes que como tú, buscan aprender a hablar. Nadie nace aprendido y todos necesitan practicar. No temas hablar con nativos, serán tus aliados para todo.

Si logras hacer amigos nativos, te aseguro que estarán más que felices de ayudarte. La historia de que los franceses son rudos o antipáticos cuando les hablas en otro idioma, es completamente falsa. ¡No tengas miedo! 

MITO #6: Aprender francés es muy costoso

Esto es FALSO. Si bien existen instituciones con mucha tradición en la enseñanza del francés con tarifas muy altas, en la actualidad tienes muchas opciones accesibles.

Puedes aprovechar Internet para encontrar opciones bastante económicas. No tienes que sacrificar la calidad de tu aprendizaje, incluso puedes estudiar con profesores que dan clases online, lo que sin duda será un plus en tu proceso de aprendizaje. ¡Viva la tecnología!

MITO #7: Tengo que ser EXPERTO en gramática para hablar bien 

Esto es FALSO. Sí, aunque te parezca extraño, es falso. No es necesario que seas un experto en gramática francesa para que aprendas a comunicarte cómoda y fluidamente. ¿Acaso eras experto en español cuando eras bebé? ¡No! 

Si bien la gramática te ayuda a formalizar tus conocimientos, lo importante es que con la práctica de hablar, leer y escuchar, pronto tu sentido común pueda hablar por ti y ayudarte a lograr la fluidez que deseas.

Si estudias francés en un entorno profesional, es importante que le prestes atención a la gramática, pero si buscas aprender por pasatiempo o porque estás enamorado de Francia, no tienes que preocuparte demasiado por saberte todas las reglas. ¡Tómatelo con calma! 

MITO #8: Para hablar francés, tengo que practicar MUCHO todos los días 

Esto también es FALSO. Bueno, al menos parcialmente. Si tu meta es mejorar tu francés y comunicarte de forma fluida, TIENES que practicar todos los días.

Sin embargo, no es necesario que estudies horas. Con dedicarle 10 minutos de tu tiempo a recordar lo que sabes de francés todos los días, harás del idioma un hábito y hablarlo será sencillo. 

¿Por qué practicar todos los días?

Nuestro cerebro está diseñado para trabajar con costumbres. Todo lo que haces, quieras o no, está marcado por una rutina. La forma en la que te cepillas los dientes, te pones la ropa, lavas los platos. Todo tiene un mecanismo prediseñado.

Practicar todos los días hará que el francés deje de ser un extraño para tu mente y se vuelva parte de tu cotidianidad.

Mientras más practiques, más cómodo te vas a sentir con el idioma y el miedo quedará a un lado. ¡Dedícate al menos 10 minutos al día! Verás las diferencias.   

¿Qué te parece?

Ahora que sabes que estos mitos son falsos, ¿estás listo para aprender francés?

¿Se te ocurre algún otro mito que te esté deteniendo?

*Olivier de www.francesconolivier.com, un francés (de Bordeaux) que vive en Colombia desde más de 4 años y se dedica a dar tips sobre Francia, el idioma y la cultura francesa.

¡Espero que lo hayas disfrutado!

2 comentarios en “8 mitos que te detienen para aprender francés

Vamos, di algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s