Cookie jar

El bote de las galletas, aka: Una oportunidad de dar algo a cambio

Una de las mejores cosas de tener un blog es que aunque lo haces por ti mismo en cierto sentido, al final se vuelve algo propio de cada una de las personas que lo encuentran como por arte de magia en la inmensidad del Internet.

Cuando un desconocido te manda un correo para decirte que algo que escribiste le “encanta” o “era justamente lo que necesitaba”, todo toma sentido.

Muchos lectores me han dicho que aprecian mucho que este blog exista, y que si hubiera alguna forma de retribuir o dar gracias lo harían.

Bueno, pues ese momento ha llegado, dado que me siento con la disposición y la voluntad de recibir ese aprecio en todo su esplendor.

Después de pensarlo mucho, decidí hacer algo que está siendo extremadamente difícil para mí: darte la oportunidad de apoyar este proyecto de manera concreta y tangible a través de un “cookie jar” virtual.

Por lo tanto, si valoras este blog porque te ha dado algo como una idea, una nueva forma de ver el mundo, o si te ha ayudado a aprender o retomar una lengua o la pasión por los idiomas (entre otras cosas inesperadas) en sus casi cuatro años de vida, puedes mostrar tu aprecio con este link.

Aunque dones 50 centavos, o diez dólares (la cantidad la decides tú), vas a recibir un mini libro de 15 páginas que armé con algunas entradas que por alguna u otra razón nunca salieron a la luz (¡hasta ahora!) para que seas testigo del proceso que se lleva a cabo detrás de los posts que sí he publicado y entiendas un poco mejor cómo funciona mi mente al escribir aquí.

Además:

Quizá no lo notas —y en realidad no te exigiría que lo hicieras—, pero este blog es un lugar libre de publicidad. Ni siquiera he comprado el nombre del dominio (para que diga necesitasotralengua.com), pero sí pago $30 USD al año para que no te aparezcan los molestísimos anuncios de otras personas mientras lo lees.

Esto es muy importante para mí. Me gusta sentir que este espacio es de esos pocos lugares especiales en Internet que no tienen banners realmente desagradables donde tienes que atrapar mosquitos o dispararle a objetivos.

Me gusta esa paz, y sé que tú también la valoras.

Dicho lo anterior…

Puedes hacer clic aquí para introducir la cantidad que te nazca (está en USD porque es la moneda que estamos más acostumbrados a convertir) con el fin de mantener este blog libre de publicidad, además de tener acceso directo al entretenido y útil mini libro en formato pdf como muestra de mi infinito agradecimiento.

Donar aquí es anónimo y totalmente seguro.

Y si no puedes o no deseas apoyar la causa de esta manera en estos momentos, recuerda que para mí ya es lo mejor del mundo que leas estas palabras y que estés ahí, aquí.

Como he dicho y no me cansaré de decir, tú eres mi razón de escribir.