La lengua no muerde 5–Para lo que sirve un idioma

[¿Buscas para qué sirven los idiomas? Esta entrada es parte de mi Introducción no académica a la Lingüística. Léela también, te puede gustar :D]

No es lo mismo hablar con tu mejor amigo que con alguien que acabas de conocer por una simple razón…

Las presuposiciones

Si hablas con tus amigos de lo que te pasó en la fiesta en la que todos estaban, no vas a empezar a decirles:

“El otro día me invitaron a una fiesta. Fue ayer. Los invité y estábamos ahí los 4…”,

sino que les dirás algo así como:

“cuando pusieron la canción que a todos nos gusta, nadie vio, pero Juan se cayó”.

A ti te interesa decirle a tus amigos que eso sucedió porque les importa (por cualquier razón) lo que le sucede a Juan.

Así, no es lo mismo decir           “Juan se cayó”              que         “Juan se cayó“.

El énfasis que hagas depende de la actitud que tengas y de lo que sea más relevante saber. Esto se da gracias a que como hablantes de una lengua sabemos qué podemos modificar en lo que decimos para lograr comunicar exactamente lo que queremos decir.

Dejemos al pobre de Juan y vayamos al contexto. El lugar físico desde el que se habla afecta por completo lo que se dice, al igual que quién lo está diciendo. Sólo piensa algún escándalo que se haya originado por algo que dijo un presidente o un rey. Uff.

La deixis también entra aquí porque depende del contexto. También las anáforas:

La niña estaba en la escuela.
Ahí [en la escuela], vio a sus compañeros,
los que [sus compañeros]…

“Ahí” y “los que” necesitan palabras que hayan aparecido antes en la conversación. Por eso no podemos llegar a una casa y decir: “Buenos días. Ayer allá eso”.
(Aunque sería muy divertido.)

Hablar con alguien es hacer todo esto:

  1. Tomar aire y decidir cómo mover la boca mientras sale de nuestros pulmones.
  2. Formar palabras con estos sonidos.
  3. Acomodarlas en un orden específico.
  4. Hasta que tengan un significado
  5. que suponemos que quien nos oye no sabe

…o no espera

Compara estos dos encuentros imaginarios:

  • A: ¡Hola!
    B: ¡Hola!
    A: Oye: ayer comí, me bañé y dormí.
    B: … [no necesitaba saber eso, es lo que se espera que alguien haga]
  • A: ¡Hola!
    B: ¡Hola!
    A: Oye: ayer comí insectos, me bañé en chocolate y dormí media hora.
    B: ¡Qué interesante! [nadie se lo esperaba.]

En este último caso, A causó más de una reacción en B. Normalmente, decimos lo suficiente (ni más ni menos) para que quien nos oye tenga el mayor número de reacciones.

Si suena extraño, recuerda la última vez que le contaste algo a alguien: lo hiciste para causarle risa, sorpresa, o alguna reacción, aunque no sea emocional: tal vez sólo querías su opinión o un consejo.

Todo esto lo estudia la Pragmática. Como viste, para esta entrada usé muchos ejemplos de conversaciones (incluyendo al pobre de Juan) porque la pragmática explica el uso último que le damos a la lengua (desde los fonemas hasta los juegos de palabras).

Para lo que sirve un idioma

Cada idioma se va adecuando al contexto que necesita expresa, lo que significa que la lengua refleja la cultura de las personas que lo usan. Sin embargo, esto no evita lo siguiente: cualquier cosa se puede decir en cualquier lengua.

Hay “reglas” culturales que varían en cada país (incluso en cada familia de una misma nacionalidad). Por eso, muchas veces las personas piensan que los habitantes de otro país son “groseros”, “cerrados”, “gritones” o “amargados”.

Sólo son reglas distintas [que merecen más detalles en entradas posteriores].

No entender cuáles son estas reglas causa conlfictos o hasta guerras… Sin irnos a los extremos, produce estereotipos. Cuestiónalos. Son prejuicios y rumores que te han heredado. Sólo puedes saber cómo es realmente una cultura abriendo tu mente y conociéndolos.

Aquí radica el valor y la riqueza de las lenguas extranjeras.

Antes de ponernos más filosóficos, quiero cerrar la serie de “La lengua no muerde” con un resumen mínimo de algunas ramas de la lingüística, sólo para que te des una idea.

Ramas de la lingüística

  • Sociolingüística: cómo varía un idioma en las diferentes clases sociales.
  • Dialectología: cómo y por qué cambia una lengua de país en país (el alemán de Austria y el de Suiza) o en diferentes regiones de un mismo país.
  • Antropología lingüística: estudia la diversidad de las lenguas humanas y su relación con la cultura y la visión del mundo de cada una de ellas.
  • Neurolingüística: cómo se procesa el lenguaje en el cerebro.
  • Psicolingüística: cuál es la función de la mente en el lenguaje o del lenguaje en la mente.
  • Tipología: la clasificación por sus características de las lenguas del mundo.
  • Adquisición de L1: cómo se aprende la lengua materna.
  • Adquisición de L2: cómo se lleva a cabo el proceso exitoso de aprender una segunda lengua y el desarrollo de métodos de enseñanza.
  • Filosofía del lenguaje: reflexionar acerca del papel del lenguaje para la vida humana, etc.
  • Ingeniería lingüística: la relación entre las computadoras y el lenguaje. Incluso intentar, entre otras cosas, que una máquina entienda algo tan complejo como una lengua humana.
  • Y así hasta el infinito. O casi😛 . Como prácticamente ninguna actividad humana deja fuera al lenguaje, siempre hay algo con lo que se puede relacionar para ser estudiado.

CONCLUSIÓN

Para estas 5 entradas elegí lo más interesante y sorprendente de la lingüística. O así me lo parece a mí. Si te agradó leer todo esto, ya puedes decir que te gusta la lingüística.😀

Podrás preguntarte de qué te sirve saber esto.

La respuesta es sencilla: ver a la lengua como objeto de estudio ayuda a que seas más exitoso en tu aprendizaje de otro idioma porque te da herramientas para saber en qué debes poner tu atención mientras te expones a otra lengua. Y para que te sorprendas de cómo es diferente a la tuya.

Gracias una vez más por leer hasta aquí.

La lengua no muerde 0
La lengua no muerde 1–Definiciones
La lengua no muerde 2–Fonyfon
La lengua no muerde 3–Palabras
La lengua no muerde 4–¿Qué significa el significado?

8 comentarios en “La lengua no muerde 5–Para lo que sirve un idioma

  1. Sergio

    Me encanta, quizá sea el lector más joven -16 años- pero la ciencia del lenguaje me encanta.
    En mi clase, cuando hablo a los alumnos sobre esto, me suelen decir que me complico demasiado a la hora de aprender un idioma, incluso hay profesores que defienden ”las experiencias” sobre el uso de todo tipo de recursos a nivel más filológico. Pero a mí lo que mejor me funciona es primero aprenderme las estructuras tipo gramática, alfabeto fonético internacional, etc. Sobre eso de ir a piñón viendo películas, series, y hablando. Para mí esto último viene después.

    Este es el blog que buscaba.

Vamos, di algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s