Éxito de una vez por todas

Lo buscas por todos lados. A veces lo encuentras; a veces, no. Es escurridizo. Aquí te digo cómo atraparlo cuando lo veas (e incluso si no puedes verlo)

A Kim

El éxito es probablemente uno de los conceptos peor entendidos. ¿Riqueza? ¿Poder? ¿Cientos de cosas? O lo que es peor: que es el final de un camino.

¿Cómo es tu éxito?

El malentendido se da cuando piensas en el éxito como un punto fijo, perfecto e inmutable. No es un absoluto, una “cosa” que se obtenga. No es como la Luna, allá arriba, redonda y a la que sólo algunos pueden llegar.

El éxito no es algo que llegará por sí mismo algún lejano día, después de 1000 sacrificios y de tres post-doctorados.

Pon atención: El éxito nace con una idea clara de una situación en la que quieres estar. Porque todavía no estás en ella.

Empieza en el momento en el que te pones una meta. Continúa cuando haces lo que tiene que ser hecho para cumplirla. Mientras eso pasa, te das cuenta de que lo divertido y genial es esa acción que estás tomando ahora y que te lleva a la acción que tomarás mañana.

Dar el primer paso para algo que quieres es ya un éxito.

El éxito es el viaje mismo.

Empieza con un sueño, un deseo o un interés muy fuerte, y acaba cuando te satisface un punto de ese viaje, o el lugar al que estás llegando. Sólo cuando estás ahí puedes reconocerlo.

¿Y cómo es ese viaje?

Fascinante. Pero hay algo seguro: no es sencillo. Si estás pensando en el éxito como algo para lo que no te vas a tener que esforzar, piénsalo dos veces. 

El éxito está hecho de fracasos.

Esto sucede porque es un proceso de aprendizaje también, por lo que, si no fallas, es difícil que tengas éxito. Es necesario saber qué es lo que no te está dando los resultados que quieres para poder evitarlo y aprender de tus errores.

Sólo cuando logras aplicar las lecciones que tus fallas y fracasos te darán es que podrás ser exitoso.

Lo curioso y genial del éxito es que fallar es un éxito en sí mismo, pues es una muestra de que te estás moviendo. Avanzar con una idea en mente ya te hace más exitoso que no hacer nada.

Te vas a encontrar con obstáculos. Pocos, o muchos. Casi insignificantes o sumamente dolorosos. Te vas a sentir mal. Pero–y aquí entra otro éxito–, te van a dar oportunidades:

  • de que te demuestres qué tanto quieres lograr algo.
  • de aprender algo extremadamente valioso y útil que no aprenderías de otro modo.
  • de desarrollar habilidades que sólo así desarrollarías.
  • de conocer personas.
  • de encontrar ideas apasionantes.
  • de ver cosas que sólo soñaste… o que creías imposibles.

Por lo tanto,

para alcanzar el éxito:

  1. Piensa en algo que quieras lograr: un lugar al que quieras ir, un lapso de tiempo en el que aprendas una lengua, una situación en la que quieras estar.
  2. Empieza a moverte hacia allá.
  3. Prepárate psicológica y emocionalmente para cometer errores, caerte, fallar… sentirte mal. Y para ver que tienes que hacerlo de otra manera porque esa no funcionó.
  4. Vuélvete a levantar. Aunque a veces parezca que no se puede, inténtalo de nuevo. No te rindas tan fácilmente.

Cuando logres lo que querías hacer (porque si lo intentas el suficiente número de veces  no hay forma en la que no lo logres), tal vez te des cuenta de que no se parece a lo que habías pensado…

sino que es mil veces mejor.

Porque ir tras una meta, un propósito o un sueño te convierte en una mejor persona. Por el simple hecho de moverte, de actuar.

Ahora que ya sabes que el fracaso no es lo contrario al éxito, sino que son necesarios muchos errores y obstáculos, entonces entiendes cómo lograrlo.

Disfrútalo antes (cuando lo imaginas), durante (cuando te das cuenta de que hay que esforzarse y eso te hace crecer) y después (cuando obtienes lo que querías).

.

Ahora. (Pausa necesaria.)

¿Le tienes miedo al éxito?

No.

Lo que tal vez te da temor es tener que cambiar ciertas cosas, o salir de tu cómoda situación actual. El cambio es molesto, pero sólo mientras te adaptas a la nueva situación y le encuentras lo bueno.

O probablemente te dé miedo tener que trabajar duro para mantener lo que conseguiste. (Pero quedamos en que esforzarse es sumamente gratificante).

O quizá temas llamar la atención y hacerte de enemigos. No te preocupes, eso no va pasar. Quien te voltee a ver te admirará y querrá ser como tú. Si no lo hace y le da envidia o se pone celoso, es su problema, no el tuyo.

Enfrenta esos temores teniendo éxito. Anímate. Te lo mereces.

Recordatorios

  1. De esta idea de volverse a levantar surgió la idea de “nunca te rindas”.

    Nunca te rindas. 
     
  2. Un error no es lo contrario al éxito. Sólo es parte del camino. Y si no aprendes de él, lo cometerás otra vez.

“El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse”.
–Winston Churchill.

Lee este poema del Dr. Seuss (en inglés) para que nunca se te olvide cómo funciona el éxito. A mí me inspira cuando lo leo.

Hazte su amigo: el éxito llena tu vida de sentido, te hace sacar lo mejor de ti, te vuelve más fuerte, y cada éxito o logro que coleccionas (y que te costó trabajo) te vuelve más valioso a tus ojos y los de los demás.

Por si fuera poco, te hace más feliz.

De hecho, a las personas exitosas siempre me las imagino felices. ¿Tú no?

Si crees que suena lógico, ayúdame a difundir esta entrada. Gracias.

Lee más:
¿Sientes que no avanzas? Tal vez te falta esperanza
Cómo recuperar la motivación

4 comentarios en “Éxito de una vez por todas

  1. Sebastián

    Wow, Georgina, hola y… Hasta luego… que me voy a cambiar la vida que llevo en este mismo instante. Acuso resultados en próximas semanas.

    Hablo en serio.

  2. Maravilloso. Creo que me había encaminado bien al éxito pero sin darme cuenta o reflexionar sobre ello. Aunque a veces hace falta un poco de esperanza, cuando caminas y no sabes hacia donde vas, entonces es necesario detenerse y replantearse la meta.
    Lindo post, me hacía falta.

Vamos, di algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s